lunes, 16 de junio de 2014

Ordesa, Bujaruelo y Otal ¡Naturaleza salvaje!

El viernes junto a Julen y Carlos subo al maravilloso valle de Ordesa dónde nos juntaremos con Óscar. En Planduviar cenamos, charramos y nos echamos a dormir que ellos escalan al día siguiente y tienen que descansar. Yo aprovecharé a practicar el bonito arte del senderismo, mirando con los ojos bien abiertos tratando de descubrir todos los secretos que encuentre por el camino. Desde el Quebrantahuesos hasta sueños verticales; desde pequeños insectos a preciosas florecicas silvestres; tanto magníficas paredes esculpidas por el paso del tiempo como pequeños fósiles y minerales que hay por el camino. Flora y fauna, Aire, Agua y Tierra, la Pachamama en estado puro que te despierta una sensibilidad natural que engancha. En mi camino se unen amigos que se retiran de alguna vía y acabo el día muy bien acompañado filosofando y pensando sobre cosas de una Sociedad decrépita que necesita un urgente lavado de cara, cuerpo y estómago. Cuando bajan todos nos juntamos un grupo bien majo que me recuerdan los viejos tiempos en los que subía algo más que una banqueta. Allí nos juntamos con Olatz, Iker, Egoitz, Juanjo, Chema, Rober... y  apañamos una buena tarde con un sol y un día azul de los de libro. 
Linas de Broto nos acoge por la noche y con una cena ventosa nos recogemos para descansar un poco. Al día siguiente Carlos y Óscar repiten escalada y Julen y yo nos adentramos en el Valle de Bujaruelo. Subimos hasta el puerto pero sopla un norte terrible que nos hace retirarnos hacia el mesón de Bujaruelo. De allí subimos a conocer el Valle de Otal y en una palabra nos resulta magnífico. Presidido por el Pico de Otal y el Pico Royo nos encontramos en la caballa del plan de Otal, una pradera verde con unas vistas de los Gabietos hasta ahora desconocidas para nosostros. El día nos regala un montón de buenos momentos, de curiosos detalles y de una Naturaleza espléndida que alucina a aquel que sabe mirar.
Linas de Broto
Puente de Bujaruelo
Desde el Puerto de Bujaruelo El Plan de Otal y el Pico con el mismo nombre.
Plan de Otal con el Puerto de Bujaruelo y los Gabietos al fondo
En definitiva un finde de senderismo precioso y con una compañía buenísima.
Un saludico y hasta la vista alpinistas

9 comentarios:

Daniel Zaragoza dijo...

No hace falta ir al Himalaya
para hacer buena montaña. Me alegra mucho verte disfrutando del monte sin subir paredes, lo importante es pasarlo bien y en eso nunca te falta...
Aupa Juanillo!!!


Juan korkuerika dijo...

No hace falta ir pero si vas mejor que mejor jajajajajjajaj Bienvenido Danielico!!! Mañana lo celebramos como se merece ;-) Un besico y hasta la vista alpinista

Aitzi dijo...

Juan, como estás comprobando la montaña se puede disfrutar de mil maneras y todas son espectaculares. Unas fotos preciosas de la fauna y la flora de nuestros queridos Piris. ¡Ánimo campeón! Un besote

Patri dijo...

Bárbaro Ordesaaa..como dice Aitzi, Pura Vida!!!

Juan korkuerika dijo...

Aupa chicas!!! Pues a ver si nos hacemos alguna excursión que yo estoy de senderista a topeeeee!!!!
Muxus eta hasta la vista alpinistas!!

Anónimo dijo...

Chavalin, no veas lo ke pateas ya!!!!cuando nos vayamos de excursión me vas a dejar con la lengua fuera.

Un besiko

Kristina

Juan korkuerika dijo...

Esa KrisPunk!!!! Bueno de momento suavecico pero todo llegará. La verdad que estoy disfrutando como un enano y ahora que me llegan vacaciones pues más y mejor!!! A ver a ver si llega esa excursión que me dejaste plantado jjjjjj Y en cuanto tengáis la casica del pueblo cenica ricaaaaaa... Parlamos guapi!!! Un besico y hasta la vista alpinistaaa

juanjo dijo...

Un placer el coincidir. Ahora a recuperarse y en naa subiendote por todos los lados. A cuidarse majeton

Juan korkuerika dijo...

Lo mismo digo Juanjo!!! A ver cuando puedo darle y sino ya sabes que por aquí estaré todo el verano subiendo montañas por todos sus senderos ;-)) Hasta la vista alpinista