lunes, 19 de junio de 2017

Tardes y noches de verano...

Ya llega el verano y con él las fantásticas tardes que te dejan tiempo para hacer lo que más te apetezca así que junto a mi compi favorita caminamos, pedaleamos y disfrutamos de la vida que nos regala el Sobrarbe. Lo aprovechamos mientras podemos pues a finales de julio nos volverán a decir el lugar de nuestra nueva casa...
Bajo a Zaragoza a hacer varios recados, primera vez del año y sin echarla de menos oye jjjj El caso es que no puedo evitar juntarme con Ignás y con JR, es lo que más echo de menos, nuestros viernes furtivos jjjHablamos, reímos y hasta hacemos planes pero sobre todo estamos a gusto bajo un calor achicharrante. Me despido y de nuevo para casa...
Ya de vuelta en casa decidimos acercarnos a una poza famosa, la del Coño del fin del mundo, llamada así por la curiosa chorrera que hay en la parte superior del salto. Remontamos el barranco en un paseo bonito salteado de infinidad de pozas y al llegar al final el agua fresca te relaja y te deja como nuevo.
Un saludico y hasta la vista malabaristas ;-)

Barranco de Ordiceto... Corto pero bonito

De nuevo juntanza popular para andar por el río. El grupete formado por Beto, David, Carlos y yo mismo nos aventuramos en el barranco de Ordiceto, un barranco con la peculiaridad de estar escarbado en roca granítica, algo más bien raro en esta parte del Pirineo. Teníamos grandes expectativas con este barranco pues diversas fuentes nos habían hablado de su belleza y la verdad es que tiene tres o cuatro pasajes espectaculares. Sin embargo odos coincidimos en que es un barranco cortito que te deja con ganas de más. Tiene un punto peligroso, el gran chorro que cae en una poza en la que se produce un drosage en el que David estuvo instruyéndome. Con mucho caudal barranco peligroso. Actualmente está perfecto para hacerlo.
En definitiva una buena tarde al remojón del río Ordiceto o Urdiceto.
Un saludico y hasta la vista barranquistas ;-)

jueves, 8 de junio de 2017

Barranco Fornocal en Colungo

En esta ocasión nos juntamos en Colungo, un pueblo cerca de Alquézar. La Sierra de Guara es uno de esos sitios único que no deja de sorprenderte y con esta nueva afición a los barrancos estoy descubriendo unos sitios espectaculares. En el grupo repetimos Beto, Goyo y yo y se unen dos nuevas compañeras, Laura y Eliana. El barranco que queremos hacer el Fornocal y una vez dentro la primera parte nos resulta poco interesante pero poco a poco va apareciendo el agua y el barranco adquiere un interés importante que acompañado de las risas que no echamos hacen de la tarde una muy buena tarde. Decir que la primera parte del barranco estaba llena de víboras pequeñas que en cuanto crezcan darán bastante más miedo. En la guía de Guara ponía que era obligatoria la combinación de coches pero Beto nos demostró que se puede sin y es que nos dejamos (fui yo) la llave del segundo coche en el de arriba y Beto que está fuerte como el orujo subió corriendo los siete kilómetros que distaban entre coches ;-)
En definitiva un barranco muy interesante que se secará pronto y que nos deja con ganas de más.

Un saludico y hasta la vista barranquistas ;-)

Castillo de Samitier, Ermita de San Celedonio y Caracolada de Ainsa

Una de las cosas buenas que tiene viajar es la gente que conoces por el camino. En Indonesia, más concretamente en Lenbongang, conocimos a Carlos y Patricia, dos catalanes vitales y que nos dan un toque para vernos por Aínsa. El tiempo no era el mejor pero aún así pudimos visitar el castillo de Samitier, que habíamos visitado anteriormente y desde el que hay unas vistas impresionantes del pantano de Mediano, la Montañesa y el macizo del Perdido. Visita rápida a Ligüerre donde echamos un vinico y nos acercamos a Muro de Roda
En Muro de Roda nos sorprenderá una colonioa de murciélagos que se han instalado en el interior de la Iglesia y en la cripta.
Foto de dos semanas antes
Ya entre semana quedamos con Belén, Adrián y algunas compañeras de Tamarite y nos acercamos a la famosa caracolada de Aina donde acompañamos los caracoles con un vino peleón que nos anima a bailar y seguir el ritmo charanguero de Súper López.
Un saludico y hasta la vista alpinistas ;-)