lunes, 13 de abril de 2015

No es un adios, es un ¡HASTA LA VISTA ALPINISTAS!

Lágrimas en los ojos.
Madura infancia arrebatada.
Un corazón hecho trozos.
¡Desolación controlada!

Sangre de recuperación,
sangre de lucha.
Espíritu de superación
y un cuerpo que escucha.

Lágrimas que deslizan
por una tez oscura
con senderos marcados
por tiempos pasados.

Cabello neocano,
cuerpo insano.
Evitar el abismo,
terrible escepticismo.

Campos de Castilla 
todavía por descubrir.
Toneladas de roca 
en sueño profundo.

Aguas saladas 
y costas muy ricas.
Saludable incertidumbre 
de tiempos futuros.

Un saludico y hasta la vista alpinistas

jueves, 9 de abril de 2015