lunes, 21 de abril de 2014

VII Osan Cross Mountain, una fiesta bajo el Sol

Y llegó el inicio de las Carreras por Montaña en Aragón con la celebración de la VII Osan Cross Mountain. El año pasado participé en ella y el ambiente y el recorrido me entusiasmaron así que este año vuelvo a participar, pero desde el burladero y como animador de los compis que la corrían de verdad que son los que tienen el mérito. El sábado noche llegamos a la casa de Tono y nos juntamos todos para meternos una cena ligerita a base de macarrones y panceta. Gracias Tono porque esos momentos que nos regalan no tienen precio ;-) Ya el domingo los nervios afloraban y acudimos tempranos a Osan para empezar el baile. Mientras Tono, Óscar, Jorge, Diego e Iñaki calentaban para comenzar con buen pie Amaia, Patri, Vane y yo nos organizábamos para la espera y elegir los lugares para echar alguna buena foto. La VII Osan Cross Mountain volvió a ser una fiesta, con un ambientazo y un buen rollo de altura, unos paisajes super bonitos y unas migas con huevo frito de órdago. Los 17Km y 1000m de desnivel por un recorrido muy guapo que pasa por la ermita de la cruz, la cascada y el refugio de Santa Orosia no son más que una excusa para pasar un domingo en cuadrilla disfrutando de la naturaleza, bien corriendo o bien animando. Desde aquí la enhorabuena a la Organización por permitirnos disfrutar así y a los corredores que me mataron de envidia.
Después del típico paloteao, danza típica del Pirineo, despedimos el domingo felices y contentos por lo bien que lo habíamos pasado.
Un saludico y hasta la vista alpinistas ;-)

miércoles, 16 de abril de 2014

No me puedo rendir. Ahora más que nunca A PURA SANGRE

No me puedo rendir. Ahora no. Es sabido que llevo un tiempo arrastrando varias lesiones que me apartan y me devuelven a la montaña en una montaña rusa emocional. Si de algo me está sirviendo esto es para cultivar la paciencia y la disciplina. A veces tengo ganas de mandarlo todo a la mierda, volver a darme a la fiesta y enchufarme hasta no poder más pero el duende me dice que no, que tengo que seguir luchando y trabajando por una de las cosas que más feliz me hace. La montaña en todas sus versiones. ¿A la tercera va la vencida? No lo sé pero lo que sí sé es que lo verdaderamente importante es levantarse tras la caída, tomar aire, sacar pecho, aguantar el envite de la vida y luchar al máximo hasta desfallecer. A veces pienso en que no  voy a ser capaz de levantarme otra vez pero de pronto me vienen las fuerzas y las ganas de reventar de vida. Sé lo que quiero y cómo conseguirlo. Por desgracia ya conozco el camino pero eso también facilita las cosas. Sueño con volver al Pirineo pero fuerte y con una sonrisa así que de nuevo disciplina, disciplina y más disciplina. Gomas, compex, masajes, musculación y calma. Tengo que conseguirlo y voy a conseguirlo. Hay que replantearse los métodos y los tiempos. Hay que planificar una vuelta firme  y constante sabiendo lo que está en juego. No puedo fallar pero si fallo lo encajaré y me readaptaré, no queda otra que seguir soñando con hacer realidad los sueños. Esto que me pasa es una putada pero al final es una tontería. Medio hemisferio Sur se muere de hambre o de Sida, un Norte lleno de ladrones, corruptos y malnacidos, un planeta que se consume... eso es lo importante y por lo que todos tenemos que luchar de verdad. Un beso enormemente enorme para toda mi gente. Sin vosotros todo sería insoportable.
Un saludico y HASTA LA VISTA ALPINISTAS ;-)

lunes, 14 de abril de 2014

Aspe por el Norte y su paso de la Garganta

Siempre he pensado que el Aspe es una de las montañas más bonitas del Pirineo. No llega a tres mil metros pero es que ¿desde cuando nos ha preocupado la altura de una montaña? Si la montaña es bonita pues se sube y ya está y ésta lo es. Había subido ya por el Sur desde Aísa y por la Edil de su cara norte. Hay otras rutas como la Murciélagos o la Anaia que quiero hacer en el Aspe pero la que hicimos el otro día junto a Jorge, Carlos, Julen y el improvisado y simpático Ibon, con el que no paramos de contar chistes, nos dejó un exquisito sabor de boca. Un itinerario extraído de la actual biblia del esquí de travesía de Jorge García Dihinx. Subimos a la cima por su ruta 27, saliendo desde Candanchú hacia el Oeste del tubo y de la suela de la Zapatilla para subir por Loma verde y el paso de la tabla hasta el collado de la Garganta. Fuimos con la calma y con algún que otro despiste de orientación que solucionamos sin complicación. Mucho calor y bastantes aludes en las caras Este nos alertaban de que había que tener precaución con una constante valoración del terreno y del manto que al final y a pesar de los 20º que marcaba el termómetro nos dejó subir a la cima. Julen tuvo algún problema técnico con sus botas e Ibon tenía prisa y se retiraron desde el collado de la Garganta. Jorge, Carlos y yo subimos foqueando la última pala sur con un estado de nieve propio de Marruecos, pero en el último trozo preferimos calzarnos los esquís en la mochila y llegar a la cima dónde contentos disfrutamos de verdad del pedazo de día y del pedazo de vistas que nos regala el Aspe. Para el descenso elegimos la ruta 28 que baja un pequeño corredor empinado más próximo al Aspe que el de la Garganta y que nos deja a pie de las magníficas caras norte del Aspe y de la Muralla de Borau. Desde ese plateau norte foqueamos un poco hasta el remonte de Tuca de Candanchú y bajamos a las pistas para volver a Jaca y meternos entre pecho y espalda una deliciosa hamburguesa doble en el Esteban. 
En definitiva un día de los que hacen afición por la compañía, por el lugar y por el día tan bueno que salió en el Pirineo.
Un saludico y hasta la vista alpinmistas ;-)

martes, 8 de abril de 2014

Iniciación a la Escalada Deportiva en Morata de Jalón

Así hemos estado unos días, aprendiendo a practicar un deporte tan divertido y seguro, si hacemos todo bien, como es la escalada deportiva. Raquel, Daniel y al final también Vera han aprovechado unos días al máximo y se han convertido en escaladores deportivos autónomos con matrícula de honor. Esta familia de titanes me ha hecho disfrutar y pasarlo en grande motivándome con su interés y sus ganas de aprender. Hemos escalado en Zuera, en Dock 39 y en la zaragozana Morata de Jalón dónde han aplicado con éxito y con seguridad las técnicas y maniobras aprendidas. Dicen que de tal palo tal astilla y la verdad es que Vera tiene a quién parecerse. Este trío de escaladores disfrutan la vida con alegría y con intensidad transmitiendo una buena onda que hace que a su alrededor la sonrisa siempre esté viva.

Un saludico y hasta la vista alpinistas ;-)